El proyecto

Reacciones: 

A modo de conclusión nos gustaría hacer un repaso por lo que ha sido el desarrollo de este último proyecto. Teniendo en cuenta que ya llevábamos a las espaldas un anterior proyecto realizado de forma similar no hemos tenido mayores dificultades en cuanto a problemas técnicos. La dinámica de grupo ya estaba creada y sólo hacía falta engrasarla de nuevo. Además de un par de reuniones de grupo, hemos utilizado tanto la vía e-mail como el propio blog para agilizar el trabajo y, de algún modo, facilitar y asegurar la participación activa de todo el grupo.

DESARROLLO

El primer tema a tratar sería la elección del texto. Recorrimos gran cantidad de posibilidades antes de decantarnos por el que aquí hemos tratado. Comenzamos con la idea de traducir literatura, algo con cuerpo y que a la vez pudiera proporcionarnos documentación y que además fuera actual, por lo que pensamos en Tintenherz de Cornelia Funke. Sin embargo ésta quedó descartada. Posteriormente buscamos algunos artículos en periódicos como Die Zeit, que por supuesto poseían la dificultad adecuada para un proyecto de este tipo, sin embargo, el tema tratado, la guerra de Afganistán, no nos parecía muy atractivo y pensamos que, aunque esclarecedor, un trabajo intensivo sobre el tema podría resultar algo tedioso. Así que finalmente, gracias a una visita a la exposición sobre Die Weisse Rose organizada este año en el Goethe-Institut de Madrid por parte de uno de los componentes del grupo y aceptación del tema, nos decantamos por una de las octavillas repartidas por el grupo Die Weisse Rose que luchó en Alemania contra el nacionalsocialismo. De este modo, no sólo trataríamos un tema interesante de forma más extensa sino que contribuiríamos a la difusión de una obra como la de estos jóvenes que muchas veces queda en el olvido. (Os remitimos por tanto a dicha exposición http://www.goethe.de/ins/es/mad/es5504553v.htm, realizada durante los meses de febrero, marzo y abril en el Goethe-Institut de Madrid.)
Tras la elección del texto, llegó la división del trabajo, que se realizó de manera similar al anterior proyecto, ya que pensamos que cada uno habría adoptado una forma de trabajo y eso ayudaría a agilizar el proceso. De todos modos, siempre hemos trabajado en grupo intentando ayudar en medida de lo posible a nuestros compañeros.
Este segundo proyecto no sólo ha sido más exhaustivo en cuanto a trabajo y documentación, sino que la propia creación del blog ha sido también más elaborada y cuidada. Hemos tratado de potenciar el carácter visual de modo que captara la atención del lector desde un primer momento. Además hemos desarrollado determinados apartados, tanto dentro de las entradas, como del blog en general, en los que el visitante puede evaluar el trabajo que ha sido llevado a cabo, no sólo por medio de comentarios sino, de un modo más cómodo, por respuestas ya establecidas. Por último, agregamos un apartado en el que encontramos el resto de proyectos de nuestros compañeros para que también se pueda acceder al trabajo realizado por nuestra clase. Porque como ya nos han dicho "juntos somos más fuertes" y creemos que nuestra unidad como curso es un aspecto importante que debe quedar reflejado.

AUTOEVALUACIÓN

El trabajo que hemos llevado a cabo poseía algunas dificultades que creemos hemos sabido solventar con distintos recursos. Además de la dificultad que suele conllevar la gramática, el léxico y la documentación en un texto de este estilo, una de los aspectos más llamativos de esta octavilla ha sido la gran cantidad de referencias e intertextualidad que posee. De este modo no sólo contiene las dos citas explícitas sino que, debido a la religiosidad de quienes lo escribieron, está plagado de referencias implícitas que conllevan un conocimiento no sólo de la lengua, sino de la cultura. Este trabajo de inferencia queda reflejado en el apartado de referencias del texto.
Sin duda éste ha sido uno de los aspectos que más nos ha aportado ya que ha sido de algún modo un problema nuevo que afrontar, y en adelante sabremos cómo solucionarlo.
En cuanto al trabajo en grupo, hemos tenido alguna dificultad relacionada con la falta de tiempo pero la unión entre los miembros del grupo y el saber complementar el trabajo de unos y otros han dado como resultado este blog, que creemos representa un buen ejemplo de lo que podemos llegar a hacer como equipo.

En nombre de todos los miembros de mi grupo, espero que nuestro trabajo os resulte tan enriquecedor e interesante como a nosotros y os animamos a que nos ayudeis a mejorar con vuestros comentarios y sugerencias.

¡Un saludo y hasta otra!

Auf Wiedersehen

Uso del Konjunktiv I y del Konjunktiv II

Etiquetas:

Reacciones: 

Puesto que en este cuatrimestre hemos visto en clase la formación y los distintos usos del Konjunktiv I y del Konjunktiv II, no podíamos dejar de comentar en el trabajo los distintos ejemplos del uso de estos dos tiempos verbales que henos encontrado en nuestro texto:

- En primer lugar, el Konjunktiv I se forma a partir del presente de indicativo, añadiendo a la raíz del infinitivo las terminaciones –e, -est, -e, -en, et, -en. La única conjugación irregular en el Konjunktiv I es la del verbo sein (que es: ich sei, du sei(e)st, er/ sie/ es sei, wir seien, ihr seiet, sie / Sie seien). El Konjunktiv I se utiliza normalmente para indicar o señalar claramente el estilo directo o Indirekte Rede, de forma que quede claro que el hablante está reproduciendo las palabras de otra persona y no se trata de sus propias palabras. Sin embargo, aunque éste es su uso más extendido, el Konjunktiv I también se puede utilizar para expresar un deseo o una exhortación, para indicar una hipótesis en textos matemáticos y científicos en general (z.B: Die Geraden G1 und G2 seien Parallelen); en recetas de cocina o en instrucciones para la administración de un medicamento, aunque el Konjunktiv I ya casi no se emplea en este uso (z.B: Man nehme 250 g Mehl; Man nehme dreimal täglich 20 Tropfen), y, por último, se puede utilizar como un imperativo en la 1ª persona del plural, como ya hemos visto antes (z.B: Gehen wir jetzt!; Seien wir froh, dass alles so gut geklappt hat!).
En nuestro texto, no hemos encontrado ningún ejemplo del uso del Konjunktiv I para señalar el estilo indirecto o Indirekte Rede. Sin embargo, cabe señalar que sí hemos encontrado algún ejemplo de estilo directo o Direkte Rede, ya que el texto es profundamente intertextual y, por lo tanto, los autores reproducen las palabras textuales de otras personas o citan explícitamente otros textos en estilo directo y entrecomillados (además de las citas explícitas de los versículos del Eclesiastés y del ensayo "Die Christenheit oder Europa", de Novalis, otro ejemplo de cita en estilo directo sería la oración “Sollte nun Hitler doch…?”, que aparece entre comillas, al igual que las citas explícitas, ya que reproduce literalmente la exclamación con la que frecuentemente acababan las palabras de los adversarios de Hitler).
El ejemplo que hemos encontrado en el texto del uso del Konjunktiv I es el siguiente:



z.B: Merkt Euch die Namen, auf dass keiner entkomme!

En este ejemplo, el Konjunktiv I expresa una exhortación o un deseo irreal: el deseo de que ninguno de los que ha apoyado al régimen nazi o han colaborado con él de alguna manera consigan cambiar de bando en el último momento y fingir que ellos son los buenos y hacer como si no hubiera pasado nada para de este modo librarse o escabullirse del justo castigo que les espera a todos ellos tras el fin de la guerra. También sirve para expresar la exhortación, dirigida a todo el pueblo alemán en general y a los lectores de la Flugblatt en particular, a no permitir que eso ocurra. Como ya hemos visto en el apartado de las oraciones subordinadas, se trata de una oración subordinada final con auf dass (que es un sinónimo de damit, la conjunción subordinante final que se suele utilizar más a menudo), por lo que el uso del Konjunktiv I ayuda a reforzar aún más el sentido final y exhortativo que tiene la oración subordinada.
A continuación, ofrecemos algunos ejemplos más del uso del Konjunktiv I con este significado de exhortación o de deseo.
z.B: Es lebe die Gerechtigkeit! = ¡Viva la justicia! (oración muy relacionada con el tema de la Flugblatt).
Gelobt sei uns die ewige Nacht = Alabada sea para nosotros la noche eterna (Novalis: Sehnsucht nach dem Tode)
Und gnade uns Gott, wenn dir das gelingt → Y que Dios se apiade de nosotros si lo consigues (Cornelia Funke: Tintenherz).
Rette sich, wer kann! = ¡Sálvese quien pueda!
Gott sei uns gnädig! = ¡Que Dios se apiade de nosotros!
Gott segne euch! = ¡Que Dios os bendiga!
Mögest du recht behalten! = ¡Ojalá tengas razón!

Como se puede observar en los ejemplos que hemos seleccionado, en alemán las bendiciones también se suelen expresar en Konjunktiv I, ya que en el fondo una bendición también es una exhortación o un deseo irreal (pues la bendición implica el deseo de que Dios bendiga a alguien y de que ese alguien tenga una vida feliz y dichosa y de que le ocurran cosas buenas en la vida).

- En cuanto al Konjunktiv II, en general se forma añadiendo al radical del Präteritum de los verbos irregulares las mismas desinencias que en el Konjunktiv I, es decir, -e, -est, -e, -en, -et, -en. Si es posible, es decir, si la vocal de la raíz del Präteritum del verbo irregular correspondiente es una –a, una –o o una –u, se añade un Umlaut a dicha vocal para formar el Konjunktiv II. La forma del Konjunktiv II de los verbos regulares coincide en general con la forma del Präteritum, aunque también se suele añadir un Umlaut a la forma del Präteritum si es posible (z.B: kaufen → Ich käufte; brauchen → Ich bräuchte). Los verbos modales können, dürfen, mögen y müssen no llevan Umlaut en el Präteritum, pero sí en el Konjunktiv II (z.B: Ich könnte, Ich möchte, Ich müsste, Ich dürfte). Lo mismo ocurre con los verbos mixtos denken, bringen y wissen y con los verbos auxiliares haben y werden. Los verbos mixtos rennen, brennen, kennen y nennen, que llevan una –a en su radical del Präteritum (rannte, brannte, kannte, nannte) cambian la –a por una –e al formar el Konjunktiv II (rennte, brennte, kennte y nennte, respectivamente). Por último existen algunos otros verbos cuya vocal en el Konjunktiv II también varía respecto a la vocal del Präteritum, aunque estas formas apenas se utilizan y se suelen sustituir por la perífrasis würde + infinitivo (z.B: helfen →hülfe; stehen→stünde; sterben→ stürbe; verderben→ verdürbe; werfen→würfe).
Normalmente, el Konjunktiv II se suele sustituir por la perífrasis würde + infinitivo, también llamada Ersatzform II (es decir, forma sustitutoria II). Sin embargo, el Konjunktiv II no se suele sustituir por la perífrasis würde + infinitivo en el caso de aquellos verbos que se usan con mayor frecuencia, como por ejemplo los verbos modales dürfen, können, mögen, müssen, sollen y wollen, o los verbos auxiliares sein, haben y werden.
El Konjunktiv II es el tiempo verbal de la irrealidad, y se utiliza para expresar una posibilidad o un deseo irreal. Por lo tanto, se utiliza en las oraciones condicionales irreales, en las oraciones desiderativas irreales (Irreale Wunschsätze); detrás de fast y beinahe (casi), aunque sólo en su forma compuesta o de pasado (formada por hätte o wäre, es decir, el Konjunktiv II de los verbos auxiliares haben o sein, y el participio de pasado del verbo que estamos conjugando); después de sonst y anderenfalls (si no, en caso distinto); en las oraciones comparativas irreales (Irreale Vergleichssätze) con als ob o als wenn (como si); y, por último, también se puede emplear el Konjunktiv II para formular una pregunta, una petición o un ruego de forma cortés. El Konjunktiv II también puede sustituir a las formas del Konjunktiv I en el estilo indirecto o Indirekte Rede si dichas formas del Konjunktiv I se pueden confundir con las del presente de indicativo (a su vez, si las formas del Konjunktiv II no se pueden distinguir bien como tales porque se pueden confundir con las del Präteritum, se sustituye el Konjunktiv II por la Ersatzform II, es decir, por la perífrasis würde + infinitivo).
Los ejemplos que hemos encontrado en el texto del uso del Konjunktiv II son los siguientes:

z.B: “Sollte nun Hitler doch...?”→ En esta oración, el Konjunktiv II del verbo modal sollen sirve para dar carácter condicional a toda la oración entera, ya que uno de los usos del verbo sollen consiste, precisamente, en aportar un significado condicional o en formar una oración condicional. En este caso, es difícil saber cuál es el sentido exacto que tiene el verbo sollen en la oración, ya que la oración se ha dejado incompleta a propósito para mantener la ambigüedad y para dar pie a numerosas interpretaciones diferentes.
Wenn Europa wieder erwachen wollte, wenn ein Staat der Staaten, eine politische Wissenschaftslehre bevorstände! → En este caso, el Konjunktiv II se utiliza para expresar un deseo irreal, formando así una oración desiderativa irreal o Irrealer Wunschsatz, aunque, en este caso, la oración desiderativa aparece bajo la forma de una oración condicional irreal.
Sollte etwa die Hierarchie...das Prinzip des Staatenvereins sein? → En este caso, el Konjunktiv II del verbo modal sollen expresa una duda o un dilema y, al mismo tiempo, una posibilidad irreal, ya que el autor se pregunta si es posible que la jerarquía deba ser el prinicipio de la unión de estados o no.
Für Hitler und seine Anhänger gibt es auf dieser Erde keine Strafe, die ihren Taten gerecht wäre → En este caso, el Konjunktiv II expresa una posibilidad (o, más bien, una imposibilidad) imaginaria o irreal, ya que quiere decir que es imposible hallar un castigo en esta tierra que pudiera hacer justicia a los crímenes cometidos por Hitler y sus secuaces.
....dass niemand auch nur die geringste Lust verspüren sollte, Ähnliches aufs neue zu versuchen → En este caso, el uso del Konjunktiv II del verbo modal sollen expresa la posibilidad irreal de que alguien pueda volver a sentir en un futuro deseos de intentar cometer crímenes parecidos a los que cometieron los nazis, y expresa también el deseo de que esa posibilidad irreal nunca se llegue a cumplir en un futuro.
....und so zu tun, als ob nichts gewesen wäre → En este caso, el uso del pasado del Konjunktiv II del verbo sein, formado por la forma del Konjunktiv II del verbo auxiliar sein (wäre) y por el participio pasado del propio verbo sein (gewesen) sirve en la oración comparativa irreal (Irrealer Vergleichssatz) para indicar precisamente que estamos estableciendo una comparación con un hecho imaginario o irreal, que nunca ocurrió de verdad, ya que en la realidad ocurrió justo lo contrario (pues, en realidad, los nazis sí que habían cometido crímenes y sí que habían ocurrido hechos terribles durante la dictadura nazi). Para más información y más ejemplos de oraciones comparativas irreales, véase la entrada “Oraciones subordinadas y coordinadas” de este mismo blog.

Pasiva y estructuras que pueden sustituir a la voz pasiva (Passiversatz)

Etiquetas:

Reacciones: 

Hemos encontrado en este texto bastantes ejemplos de los dos tipos de oraciones pasivas que existen en alemán, y también de algunas estructuras gramaticales equivalentes a la voz pasiva. A continuación, explicaremos con más detalle estas construcciones y analizaremos los ejemplos que hemos encontrado en el texto:

- Oraciones pasivas que indican una acción o un proceso (Handlungspassiv o Vorgangspassiv): se forman con el verbo auxiliar werden conjugado en el tiempo correspondiente y el participio de pasado o Partizip II del verbo principal que estemos conjugando. Este tipo de oraciones pasivas sirven para dar mayor énfasis a la acción propiamente dicha, y menos al agente (la persona, el animal o el objeto que realiza la acción). En alemán, la pasiva se utiliza mucho más que en castellano (como podemos ver si comparamos el texto original alemán con su traducción al castellano). La pasiva se utiliza en alemán cuando no queremos indicar quién es el agente porque es desconocido, porque es irrelevante para el contexto comunicativo (lo importante es la acción en sí, no quién la haya llevado a cabo) o porque no queremos o no nos interesa decirlo. Para formar los tiempos compuestos de la pasiva, la forma del participio del verbo auxiliar werden que debemos utilizar es worden, y no geworden (que es la forma del participio del verbo werden que se utiliza cuando dicho verbo funciona como verbo principal o Vollverb) para así evitar la acumulación de forrmas de participio de pasado o Partizip II con el prefijo ge-, ya que esto podría producir una cacofonía. Hay que tener en cuenta que, al transformar una oracion activa en pasiva en alemán, debemos cambiar el caso del complemento directo de la oración activa (que estará lógicamente en acusativo) y pasarlo a nominativo, ya que el complemento directo de la oración activa se convierte en sujeto de la oración pasiva. Sin embargo, si en la oración activa hay un complemento indirecto o dativo, o si el verbo de la oración activa rige un complemento en dativo, dicho complemento debe seguir estando en caso dativo también en la oración pasiva, y nunca puede ser sujeto de la oración pasiva (al contrario de lo que ocurre en inglés, lengua en la que el complemento indirecto de una oración activa sí puede pasar a ser sujeto de la correspondiente oración pasiva). Los distintos complementos circunstanciales de lugar, tiempo, modo, causa, etc que haya en la oración activa también se mantienen exactamente igual al pasarla a pasiva.
En alemán, al contrario que en castellano, puede haber oraciones pasivas sin sujeto personal, ya que es posible transformar en pasivas oraciones activas intransitivas, sin complemento directo (en cambio, en español sólo las oraciones transitivas, con complemento directo, se pueden transformar en pasiva, y ni siquiera todos los verbos transitivos admiten la transformación en pasiva, sino sólo algunos). Este tipo de oraciones pasivas sin sujeto personal se construyen con el verbo auxiliar werden conjugado en el tiempo que sea y siempre en 3ª persona del singular, y colocando el pronombre impersonal es en la posición inicial de la oración (es decir, la posición que habitualmente ocupa el sujeto de la oración) para ocupar esta posición (pues este es no tiene ningún significado ni ninguna función sintáctica determinada, sino que simplemente se introduce para señalar la impersonalidad y para ocupar la posición inicial de la oración, de forma que el verbo conjugado werden quede en segunda posición, como le corresponde). Si se desplaza otro elemento sintáctico a la posición inicial para darle una especial relevancia o énfasis (lo cual es mucho mejor desde el punto de vista estilístico), el pronombre es se omite. En este tipo de oraciones pasivas impersonales, el verbo werden siempre está en 3ª persona del singular, incluso aunque el pronombre es se haya omitido y otros elementos sintácticos de la oración (como el dativo o complemento indirecto) estén en plural. Si la oración pasiva impersonal es una subordinada, el pronombre es se omite, ya que la posición inicial de la oración estaría ocupada por la conjunción subordinante correspondiente.
z.B: Es wurde den Leuten sofort geholfen
Sofort wurde den Leuten geholfen.
Den Leuten wurde sofort geholfen
Ich habe gehört, dass den Leuten sofort geholfen wurde.
Ich bin nicht sicher, ob den Leuten sofort geholfen wurde.
Hay que señalar que, mientras que en alemán se suele utilizar con mucha más frecuencia la pasiva perifrástica con werden, en español se prefiere utilizar la pasiva refleja o una construcción impersonal con se. A continuación, veremos los distintos ejemplos de oraciones pasivas con werden que hemos visto en el texto.
z.B: Dieser scheinbare Erfolg ist unter den grauenhaftesten Opfern erkauft worden → Oración pasiva en Perfekt, utilizando el verbo werden en Perfekt (presente del verbo auxiliar sein + participio de pasado del verbo werden como auxiliar para formar la pasiva: worden) y el participio de pasado del verbo principal erkaufen (erkauft).
... so dass er schon nicht mehr als vorteilhaft bezeichnet werden kann → Oración pasiva con el verbo modal können, formada utilizando el presente del verbo modal können (kann) y el infinitivo simple de pasiva del verbo principal bezeichnen, formado por el participio de bezeichnen (bezeichnet) y el infinitivo del verbo werden. Se trata de una oración subordinada adverbial impropia consecutiva introducida por el nexo so dass (así que, de manera que).
...und so, nachdem er den ersten Schritt freiwillig getan, zum zweiten und dritten und immer mehr getrieben wird mit rasend steigender Geschwindigkeit → Oración pasiva en presente, formada con el auxiliar werden en presente de indicartivo (wird) y el participio de pasado o Partizip II del verbo principal treiben (getrieben). Forma parte de una oración subordinada relativa introducido por el adverbio relativo da, que en este caso tiene también un sentido temporal, ya que la oración de relativo complementa al sustantivo (die) Stunde (el significado de la oración subordinada equivaldría en castellano a el momento en en el que...)
...und ein groβes Friedensfest auf den rauchenden Walstätten mit heiβen Tränen gefeiert wird → Oración pasiva en presente de indicativo, formada con el auxiliar werden en 3ª persona del singular del presente de indicativo (wird) y el participio de pasado o Partizip II del verbo principal feiern (gefeiert). Forma parte de una oración subordinada adverbial temporal con el nexo bis (hasta que)
Obegleich wir wissen, dass die nationalszialistische Macht militärisch gebrochen werden muss → Oración pasiva con el verbo modal müssen, formada mediante el uso de la 3ª persona del singular del presente de indicativo de müssen (muss) y el infinitivo simple de pasiva del verbo principal brechen, formado a su vez por el participio de pasado o Partizip II del verbo brechen (gebrochen), y por el infinitivo del verbo werden. En este caso, se trata de una oración subordinada sustantiva completiva introducida por la conjunción dass (que)
Mit aller Brutalität muss die Kluft zwischen dem besseren Teil des Volkes und allem, was mit dem Nationalsozialismus zusammenhängt, aufgerissen werden → Oración pasiva con el verbo modal müssen, formada mediante el uso de la 3ª persona del singular del verbo modal müssen (muss) y el infinitivo simple de pasiva del verbo principal aufreiβen, formado a su vez por el participio de pasado o Partizip II del verbo principal aufreiβen (aufgerissen) y el infinitivo de werden.
Aber aus Liebe zu kommenden Generationen muss nach Beendigung des Krieges ein Exempel statuiert werden →Oración pasiva con el verbo modal müssen, formada mediante el uso del verbo müssen en 3ª persona del singular del presente de indicativo (muss), y el infinitivo simple de pasiva del verbo principal statuieren, formado a su vez por el participio de pasado o Partizip II del verbo statuieren (statuiert) y el infinitivo del verbo auxiliar werden .
Sin embargo, no todos los ejemplos del uso del verbo werden que hemos encontrado en el texto son ejemplos de oraciones pasivas, ya que también hemos encontrado ejemplos del uso del verbo werden como verbo principal o Vollverb, como verbo copulativo o semicopulativo con el significado de llegar a ser, hacerse, volverse, ponerse, convertirse en, etc (z.B: ...da der Mensch schwach wird; bis die Nationen ihren fürchterlichen Wahnsinn gewahr werden, der sie im Kreis herumtreibt). Además, también hemos encontrado en el texto ejemplos del uso de werden como auxiliar para formar el futuro I o Futur I (tiempo que comentaremos más adelante), junto con el infinitivo del verbo principal (z.B: Ein kluges Kind wird sich aber die Finger nur einmal am heiβen Ofen verbrennen; Es wird so lange Blut über Europa strömen, bis...).

- Oraciones pasivas que indican un estado (Zustandspassiv): las oraciones pasivas con el verbo sein (estar) indican un estado, que es el resultado de una acción ya terminada que se expresaría mediante una oración pasiva con werden. Solamente se suelen utilizar dos tiempos en este tipo de oraciones: el pasado y el presente. Estas oraciones equivalen en castellano a la llamada pasiva con estar o pasiva resultativa. Aquí vemos los ejemplos que hemos encontrado en el texto de este tipo de oraciones. En estas oraciones, al igual que en las oraciones pasivas con werden, el verbo conserva los distintos complementos verbales que tenía en la oración activa en el mismo caso en el que estaban (como vemos en el caso del dativo o complemento indirecto Adreβbüchern, regido por el verbo entnehmen, en el tercer ejemplo)
z.B: Seine Macht ist im Grunde verworfen→ Su poder está condenado de raíz.
... dass die Adressen der Leser der Weiβen Rose nirgendwo schriftlich niedergelegt sind → que las direcciones de los lectores de la Rosa Blanca no estás apuntadas por escrito en ningún sitio.
Die Adressen sind willkürlich Adreβbüchern entnommen→ Las direcciones están cogidas de guías telefónicas de forma arbitraria.

- Estructuras que pueden sustituir a la voz pasiva (Passiverssatz): además de la voz pasiva, también existen otras estructuras gramaticales que permiten dar mayor énfasis a la acción en sí y menos al agente o persona que la realiza. Algunas de estas estructuras incluso pueden sustituir a la voz pasiva. Estas estructuras son las siguientes: sein zu + infinitivo, sich lassen + infinitivo, bekommen / kriegen + participio de pasado, gehören + participio de pasado (en estructuras con verbos que expresan una emoción) y los sufijos –bar. –abel o –lich, que transforman un verbo en un adjetivo e indican la posibilidad, capacidad o habilidad para realizar una determinada acción (equivalen en castellano a los sufijos –able o –ible).
Sin embargo, de todas estas estructuras, hemos decidido centrarnos en dos estructuras en concreto, ya que son las únicas de las que hemos encontrado algún ejemplo en el texto, y además pensamos que son dos estructuras que debemos conocer y manejar bien, ya que se usan con bastante frecuencia en alemán, y es importante saber bien cuál es la diferencia que hay entre ellas para usarlas correctamente y no confundirlas. Se trata de las estructuras haben zu + infinitivo y sein zu+ infinitivo:

 La estructura sein zu + infinitivo expresa una posibilidad, imposibilidad o necesidad que, a su vez, puede expresarse por medio de los verbos modales können o müssen, y tiene sentido pasivo.
z.B: Die Schrift ist nicht zu lesen →Die Schrift kann nicht gelesen werden.
Die Steuerrklärung ist bis zum fünfzehnten Juni einzureichen → Die Steuererklärung muss bis zum fünfzehnten Juni eingereicht werden.

 Por otro lado, la estructura haben zu + infinitivo puede expresar una necesidad, obligación o ley que también puede expresarse con los verbos modales müssen, sollen o nicht dürfen (z.B: Die Autofahrer haben die Verkehrsschilder zu beachten = Die Autofahrer müssen die Verkehrsschilder beachten) o también puede expresar una posibilidad, que también se puede indicar mediante el verbo modal können (z.B: Was hast du dazu zu sagen? = Was kannst du dazu sagen?).
Sin embargo, a diferencia de sein zu + infinitivo, que tiene sentido pasivo, haben zu + infinitivo tiene un sentido activo.
En el texto hemos encontrado precisamente un ejemplo del uso de la estructura haben zu + infinitivo, que es el siguiente.
z.B: In den vergangenen Wochen hatte Hitler sowohl in Afrika als auch in Ruβland Erfolge zu verzeichnen→ En este caso, la estructura haben zu + infinitivo expresa una obligación o una necesidad que también se podría expresar mediante los verbos modales müssen o sollen (la oración equivaldría a la siguiente: In den vergangenen Wochen musste / sollte Hitler sowohl in Afrika als auch in Ruβland Erfolge verzeichnen). Por eso, hemos decidido traducirla como En las pasadas semanas, Hitler necesitaba salir victorioso tanto en África como en Rusia.

Uso del Futur I

Etiquetas:

Reacciones: 

Creemos que es útil e interesante comentar el uso de los tiempos verbales de futuro (más concretamente, del futuro I o Futur I) en este texto, ya que hemos estudiado los tiempos del futuro este cuatrimestre en clase y, además, se trata de tiempos que se usan con bastante poca frecuencia en alemán ( en alemán, el futuro se utiliza con mucha menor frecuencia que en castellano, ya que normalmente se prefiere usar el presente con valor de futuro antes que el futuro propiamente dicho), por lo que no es fácil encontrarlos en los textos. Por lo tanto, puesto que en este texto hemos encontrado un par de ejemplos del uso del futuro I (Futur I) o futuro imperfecto, aprovecharemos la oportunidad para comentar algo más sobre los tiempos del futuro en alemán:

- El futuro I (Futur I) o futuro imperfecto de indicativo se forma con el presente de indicativo del verbo auxiliar werden + el infinitivo simple del verbo que estamos conjugando. El Futur I, al igual que el presente cuando va acompañado por una expresión temporal de futuro, expresa una acción venidera, pero mientras que el uso del presente indica que la acción futura acontecerá casi con seguridad, el futuro expresa más bien que el hablante tiene la intención de hacer algo (z.B: no es lo mismo decir Am Wochenende fahren wir in die Berge, lo cual implica que es casi totalmente seguro que vamos a ir a la montaña el fin de semana, que decir Am Wochenende werden wir in die Berge fahren, que equivaldría aproximadamente a Am Wochenende wollen wir in die Berge fahren, es decir, expresa que tenemos la intención de ir a la montaña el fin de semana, aunque no sabemos con certeza si al final lo haremos o no). Así mismo, con el futuro se puede expresar que el hablante espera o teme que el hecho descrito tenga lugar en el futuro, pero que se trata de un acontecimiento sobre el que el hablante no puede influir (z.B: Du wirst die Prüfung nicht bestehen; Morgen wird es noch kälter werden; Er wird es schaffen). En este caso, el uso del futuro junto con la partícula modal o Modalpartikel doch y el adverbio de negación nicht expresa claramente el temor del hablante de que ocurra una acción o un hecho en el futuro que él no desea que suceda (z.B: Es wird doch nicht regnen!; Du wirst doch nicht so dumm sein!; Er wird die Einladung doch nicht ablehnen!). También se puede utilizar el futuro para expresar una promesa, una advertencia o una amenaza (z.B: Ich werde dir das Buch morgen zurückgeben; Wenn du dich nicht beeilst, wirst du den Zug verpassen; Warte, ich werde dir zeigen, wie man sich benimmt). Por último, con el futuro también se puede expresar una orden o una exhortación a otra persona que no admite contradicción o réplica alguna (z.B: Du wirst sofort ins Bett gehen!; Werdet ihr wohl den Mund halten!; Wirst du wohl herkommen!).
Éstos son los ejemplos que hemos encontrado en el texto del uso del futuro I (Futur I) o futuro imperfecto:
z.B: Ein kluges Kind wird sich aber die Finger nur einmal am heiβen Ofen verbrennen → Expresa una suposición acerca de un hecho que sucederá en el futuro. Es un futuro generalizador o con valor universal, ya que expresa un hecho que se supone que va a ocurrir siempre, pues tenemos la experiencia de que siempre solía suceder en el pasado y siempre suele suceder ahora en el presente (pues sabemos por experiencia que, en general, los niños listos aprenden de sus propios errores rápidamente y no vuelven a cometer dos veces el mismo error o a hacer dos veces algo que les ha causado dolor o sufrimiento o que les ha acarreado un castigo, ya que con la experiencia de la primera vez les basta para aprender que no deben volver a hacerlo).
Es wird so lange Blut über Europa strömen, bis die Nationen ihren fürchterlichen Wahnsinn gewahr werden, der sie im Kreis herumtreibt... → En esta oración, se utiliza el futuro I o Futur I en la relación temporal expresada por la oración subordinada adverbial propia temporal con bis (hasta que) para indicar que una acción durativa ocurrirá en el futuro hasta un determinado momento, en el que esa acción terminará (es este caso, ese momento será cuando las naciones europeas se den cuenta de su terrible locura que las hace moverse en círculo, se reconcilien entre sí y vuelvan a los antiguos altares en una mezcla variopinta o multicolor, unidas por la fe cristiana). En este tipo de oraciones subordinadas temporales normalmente se usa el mismo tiempo verbal en la oración principal y en la subordinada (que suele ser normalmente el presente o el Präteritum, aunque si en la oración subordinada con bis se emplean verbos durativos, se utiliza el Perfekt o el Plusquamperfekt para señalar el fin de la acción en la oración principal). Sin embargo, en este caso, el verbo de la oración principal está en futuro I o Futur I, mientras que el verbo de la subordinada en cambio está en presente. A veces, como se puede ver en este ejemplo, se puede introducir el correlato so lange en la oración principal.

- El futuro II (Futur II) o futuro pasado o perfecto de indicativo se forma con el presente de indicativo del verbo auxiliar werden y el infinitivo perfecto o infinitivo de pasado del verbo principal que estemos conjugando, formado a su vez por el participio de pasado o Partizip II del verbo que estemos conjugando y el infinitivo de uno de los verbos auxiliares haben o sein (según qué auxiliar lleve el verbo principal cuyo futuro II o Futur II queremos formar). El futuro II expresa la posibilidad o probabilidad de que haya sucedido una acción que ya se supone pasada (z.B: Die Kinder freuen sich; sie werden Ferien bekommen haben; Sie ist ganz blass; sie wird krank gewesen sein). También puede enunciar una acción venidera anterior a otra acción también venidera (z.B: Wenn du zurückkommst, werde ich die Koffer gepackt haben; Wenn Sie um 5 Uhr noch einmal anrufen, wird Herr Dr. Schmitt inzwischen gekommen sein).
Por desgracia, no hemos encontrado ningún ejemplo del uso del futuro II en el texto, con ninguno de estos dos significados, ya que se trata de un tiempo verbal cuyo uso es muy poco frecuente en alemán, como ya hemos dicho antes, por lo que es difícil encontrarlo tanto en textos orales como escritos. Sin embargo, nosotros debemos conocerlo y saber emplearlo, ya que en textos literarios más antiguos sí que lo podemos encontrar. Por este motivo, hemos decidido introducir aquí este pequeño comentario acerca del futuro II a modo de recordatorio o de aclaración, a pesar de que en nuestro texto no hay ninguna oración en la que se utilice este tiempo verbal.
Sin embargo, sí hemos encontrado un ejemplo de uso de este tiempo verbal en la novela Tintenblut, de Cornelia Funke. En este caso, el futuro II se utiliza para expresar una suposición acerca de un hecho ya pasado.
z.B: Das wird sich kaum geändert haben.

Uso del imperativo y de los verbos modales

Etiquetas:

Reacciones: 

Hemos de tener en cuenta que este texto es un texto claramente exhortativo, que pretende convencer al pueblo alemán para que mantenga una determinada actitud y reaccione de una determinada manera ante los crímenes y los horrores de la dictadura nacionalsocialista de Hitler. Por lo tanto, no es de extrañar que hayamos encontrado numerosos ejemplos del uso tanto del modo verbal imperativo como de los distintos verbos modales. A continuación, comentaremos distintos ejemplos del uso de estos elementos gramaticales que hemos extraído del texto:
- En primer lugar, hemos encontrado ejemplos del uso del imperativo. Como ya sabemos, el modo imperativo se utiliza para dar órdenes o consejos, o para exhortar a alguien a realizar una determinada acción. Naturalmente, el modo imperativo sólo tiene un tiempo (el presente) y sólo se usa en dos personas (la 2ª persona del singular, du y la 2ª persona del plural, ihr, aunque también se puede consderar que existe un imperativo para la forma del pronombre personal de cortesía Sie, que aunque se utiliza con un verbo conjugado en 3ª persona del plural, en realidad es una 2ª persona, y para la 1ª persona del plural wir). El modo imperativo en alemán se forma de la siguiente manera:
- La 2ª persona del singular (du) se forma a partir de la 2ª persona del singular del presente de indicativo, suprimiendo la terminación –(e)st y el pronombre personal du. Los verbos fuertes o irregulares que añaden un Umlaut en la 2ª y 3ª persona del singular del presente de indicativo, lo pierden en la 2ª persona del singular del imperativo. (z.B: du schläfstSchlaf!; Du fährst Fahr!). Antiguamente, el imperativo de la 2ª persona del singular acababa en –e (z.B: Komme!, Frage!). Hoy en día, la –e está prácticamente en desuso en la lengua hablada y apenas se usa en la lengua escrita. Sin embargo, la –e no se puede eliminar en el caso de los verbos que terminan en –t, -d, -ig, -m o –n (cuando estas dos últimas van precedidas por una consonante que no sea –l, -r ni –h). Z.B: Bade!; Atme tief ein; Entschuldige dich!; Bitte ihn darum!; Rechne das zusammen!. Los verbos cuyo infinitivo termina en –eln o –ern pueden suprimir la –e de la última sílaba de la raíz, pero mantienen la –e del imperativo (z.B: Büg(e)le diese Bluse nicht!; And(e)re deine Meinung!). Las formas de la 2ª persona del singular del imperativo de los verbos auxiliares sein, haben y werden son irregulares, y coinciden con las formas de la 1ª y 3ª persona del singular del Konjunktiv I de dichos verbos (z.B: Hab keine Angst!; Sei bitte pünktlich!; Werde doch nicht nervös!).
- La 2ª persona del plural del imperativo coincide con la 2ª persona del plural del presente de indicativo. Simplemente se suprime el pronombre personal ihr. z.B: Fragt, bitte!; nehmt, bitte!, Freut euch!.
- Por útimo, en el caso del tratamiento de cortesía (Sie), la forma del imperativo coincide siempre con la 3ª persona del plural del presente de indicativo. Siempre se coloca el pronombre personal Sie detrás del verbo. Z.B: kommen Sie!, arbeiten Sie!, bleiben Sie!, fragen Sie!, nehmen Sie!, freuen Sie sich!, seien Sie ganz ruhig!
En el caso de los verbos separables, el prefijo separable siempre se coloca al final de la oración, naturalmente separado de la parte del verbo que se conjuga (z.B: Rufen Sie mich bitte morgen um 10.15 Uhr an!).
En alemán, al contrario que en español, el imperativo sí es compatible con la negación. Para negar un imperativo, simplemente introducimos la partícula negativa nicht en la oración con el verbo en su forma de imperativo (z.B: Fahr bitte etwas langsamer!; Fahr bitte nicht so schnell!).
Cuando la orden, el ruego, la exhortación o el consejo expresados por el imperativo incluyen al hablante, se utiliza la primera persona del plural del Konjunktiv I y se coloca el pronombre personal wir detrás del verbo (z.B: Laufen wir!; Fangen wir an!; Seien wir froh, dass der langweilige Vortrag zu Ende ist!). Otra forma de expresar un imperativo en 1ª persona del plural dando mayor énfasis al ruego o mandato es utilizar las formas del imperativo del verbo lassen con el infinitivo del verbo que estemos conjugando y el pronombre personal uns como complemento, es decir, utilizar las formas lass uns...! o lasst uns...! + infinitivo, equivalentes a la forma inglesa let’s... (que es la contracción de let us...). z.B: Lasst uns jetzt anfangen!; Lasst uns laufen!
A veces, los pronombres personales du o ihr pueden seguir a un imperativo, cuando se quiere hacer mayor hincapié en la persona que debe realizar la acción, y no en la acción en sí misma (z.B: Antworte du, Martin!; Besorgt ihr die Tickets, ich kümmere mich um die Kinder!). Si el ruego o la petición va dirigida a un grupo de personas en general, y no a una persona concreta, se puede utilizar el infinitivo con valor de imperativo (z.B: Langsam fahren!; nicht hinauslehnen!; Nicht öffnen, bevor der Zug hält!). Si se trata de una orden que hay que cumplir enseguida, se utiliza el participio de pasado o Partizip II, como ya hemos visto antes (z.B: Aufgepasst!; Hier geblieben!).
Sin embargo, en alemán el imperativo no se suele usar mucho, ya que su uso puede resultar demasiado brusco y descortés. Por este motivo, se prefiere utilizar distintas fórmulas de cortesía para formular una orden o una petición, como pueden ser las preguntas corteses utilizando el Konjunktiv II o el uso de los verbos modales (z.B: Würden Sie mir bitte helfen?; Wären Sie so freundlich, mir zu helfen?; Könntest du morgen noch mal anrufen?). Al emplear cualquier forma del imperativo, es mucho más correcto y cortés utilizar la partícula bitte z.B: en lugar de decir simplemente Kommen Sie! es preferible decir Kommen Sie bitte! o Bitte kommen Sie!
En el texto encontramos ejemplos del uso del imperativo en la 2ª persona del plural (z.B: Vergesst auch nicht die kleinen Schurken dieses Systems, merkt Euch die Namen, auf dass keiner entkomme!). En este caso, se utiliza la 2ª persona del plural del imperativo porque es una exhortación dirigida al conjunto de personas que lean la Flugblatt; no se incluye el pronombre personal ihr detrás del verbo, porque se pretende dar énfasis a la exhortación, no a la persona que debe realizarla; y no lleva la partícula bitte porque no se trata de una orden, un ruego o una petición educada, sino de una exhortación con carácter urgente que, además, no está dirigida a una persona en concreto, sino a un conjunto de personas indeterminadas (al conjunto de los lectores de la Flugblatt).
En segundo lugar, hemos encontrado ejemplos del uso del infinitivo con valor de imperativo justo al final del todo del texto de la Flugblatt (z.B: Bitte vervielfältigen und weitersenden). En este caso, se ha utilizado el infinitivo con valor de imperativo porque es un mandato o un ruego dirigido no a una persona o a un grupo de personas en concreto, sino a un grupo de personas desconocidas o indeterminadas (la orden va dirigida en general a todas aquellas personas que lean o que encuentren la Flugblatt). Sin embargo, al contrario que en el ejemplo anterior, en este caso la petición o el mandato sí está suavizado mediante el uso de la partícula bitte para indicar que, más que una orden, se trata de un ruego o de una petición educada, y de este modo aumentar las posibilidades de que la persona que lea la Flugblatt cumpla la petición (pues, lógicamente, a los miembros de Die weiβe Rose les interesaba especialmente que sus Flugblätter se difundieran y llegaran a la mayor cantidad de gente posible, para dar a conocer sus actividades de resistencia contra el nazismo y que cada vez más personas se unieran al movimiento de resistencia).
Ø En segundo lugar, también hemos encontrado a lo largo del texto de la Flugblatt numerosos ejemplos del uso de los distintos verbos modales. Como ya sabemos, los verbos modales sirven para expresar una determinada modalidad de deseo o de voluntad, de duda, de orden o mandato, de necesidad o no necesidad, de probablidad, de posibilidad o imposibilidad, etc. En definitiva, los verbos modales sirven para expresar o matizar la actitud subjetiva del hablante ante su propio enunciado, aunque muchas veces tienen simplemente un valor pragmático (como ya hemos dicho, se pueden utilizar como mecanismos de cortesía para suavizar una orden o una petición que, de otra forma, podría resultar demasiado directa o descortés si la formulamos directamente en imperativo, por ejemplo). A continuación, analizaremos los distintos ejemplos que hemos encontrado en el texto del uso de los distintos verbos modales.
- El verbo können (poder) expresa normalmente una posibilidad, una capacidad o un permiso (equivalente a dürfen). También puede expresar una posibilidad remota. En el texto, el verbo können expresa la posibilidad o imposibilidad de que ocurra algo o de hacer algo.
z.B: ...so dass er schon nicht mehr als vorteilhaft bezeichnet werden kann → implica que ya no es posible que el aparente éxito que Hitler ha obtenido en la guerra al continuar su avance en el este sea calificado de ventajoso, ya que dicho éxito se ha obtenido a costa de las muertes o de los sacrificios más esspantosos.
....und die ihnen Unrecht taten waren so mächtig, dass sie keinen Tröster haben konnten → indica que era imposible que las personas que padecían injusticias encontraran a alguien que les consolara, ya que los que cometían tales injusticias con ellos eran demasiado poderosos y no lo permitían.
Nur die Religion kann Europa wieder aufwecken und das Völkerrecht sichern und die Christenheit mit neuer Herrlichkeit sichtbar auf Erden in ihr friedenstiftendes Amt installieren → Indica que sólo la religión tiene la capacidad o la habilidad necesaria para despertar a Europa de nuevo, para asegurar el derecho de los pueblos y para instalar a la cristiandad con nuevo esplendor o señorío visiblmenete sobre la tierra en su nueva y pacificadora función. Hay que destacar que, en esta oración, el verbo modal können va acompañado no por uno, sino por tres infinitivos unidos por la conjunción coordinada copulativa und (que son aufwecken, sichern e installieren, cada uno de ellos con sus propios complementos verbales).
- El verbo modal müssen (deber) expresa una obligación subjetiva o una necesidad moral no impuesta. También puede expresar una suposición prudente por parte del hablante, basada en sus cálculos, o una probabilidad o suposición con un gran grado de certeza o de seguridad por parte del hablante, que muchas veces está basada en hechos objetivos dados. Este verbo modal es el que más abunda en el texto de la Flugblatt, ya que lógicamente la mayor parte de las veces los autores quieren expresar que existe una necesidad u obligación de luchar contra la tiranía y el poder nacionalsocialista motivada por razones religiosas, éticas y morales. A continuación, veremos los distintos ejemplos del uso de este verbo que aparecen en el texto.
z.B: ...dass, wer nicht hören will, fühlen muss → Expresa la necesidad de que, si una persona no quiere aprender escuchando a los demás, aprenda por su propia experiencia y experimentando en sus propias carnes el dolor y el sufrimiento, y a base de aprender de sus propios errores y equivocaciones.
Rommel muss in einer gefährlich exponierten Lage verharren → En nuestra opinión, el uso del verbo modal müssen en esta oración es ambiguo, ya que se puede interpretar de dos maneras diferentes: como suposición o probabilidad (Estamos casi seguros de que Rommel está en una posición peligrosa y expuesta, porque lo hemos oído) o como obligación o necesidad (Rommel permanece en una posición peligrosa y expuesta y no puede salir de allí, ya que sus enemigos le obligan a continuar en esa posición y no le permiten abandonarla o buscar otra posición más segura).
Wohl muss man mit rationalen Mitteln den Kampf wider den nationalsozialistischen Terrorstaat führen → Significa que es necesario llevar a cabo la lucha contra la dictadura nacionalsocialista con medios racionales, ya que de otra forma será imposible ganar dicha lucha, aunque en el trasfondo metafísico de esta guerra se encuentra lo irracional (la lucha contra el demonio, contra el mensajero del Anticristo, ya que los autores de la Flugblatt comparan a Hitler con el mismísimo demonio).
Wir müssen das Böse dort angreifen, wo es am mächtigsten ist → Expresa que existe una obligación moral para todos los buenos cristianos de luchar contra el poder nacionalsocialista, ya que es precisamente en poder de Hitler donde el mal es más poderoso.
Obgleich wir wissen, dass die nationalsozialistische Macht militärisch geborchen werden muss → Indica que el poder nacionalsocialista debe ser destruido por la fuerza militar, ya que esta es la única manera de que sea destruido para siempre y, además, fue el mismo método que Hitler empleó para invadir Austria, Checoslovaquia y Polonia, iniciando así la guerra.
Dieser Wiedergeburt muss aber die klare Erkenntnis aller Schuld, die das deutsche Volk auf sich geladen hat, und ein rücksichtloser Kampf gegen Hitler und seine allzuvielen Helfershelfer, Parteimitglieder, Quislinge usw vorausgehen → Sinifica que es necesario que los alemanes reconozcan su culpa y participen activamente en la lucha contra Hitler para que el espíritu alemán pueda recuperarse y el pueblo alemán renazca de nuevo después de la guerra, y los alemanes no se conviertan en el pueblo más odiado y temido de toda Europa
Mit aller Brutlität muss die Kluft zwischen dem besseren Teil des Volkes und allem, was mit dem Nationalsozialismus zusammenhängt, aufgerissen werden → Expresa la necesidad de que la mejor parte del pueblo se separe claramente de todo lo relacionado con el nacionalsocialismo y de que se establezca una clara distinción entre buenos y malos para que así nadie que haya participado en la dictadura o haya colaborado con el régimen nazi pueda hacerse pasar por bueno, fingir que no ha ocurrido nada y, de esta manera, librarse del justo castigo que espera a los miembros y colaboradores del régimen nazi después de la guerra.
Aber aus Liebe zu kommenden Generationen muss nach Beendiung des Krieges ein Exempel statuiert werden, dass niemand auch nur die geringste Lust je verspüren sollte, Ähnliches aufs neue zu versuchen → Indica que es necesario que a todos los miembros y colaboradores del régimen nazi se les aplique un castigo ejemplar después del final de la guerra, como escarmiento para que nadie se atreva jamás a intentar cometer crímenes parecidos a los del régimen nazi.
- El verbo modal sollen (deber) expresa una orden o un consejo de otra persona, un deber o una obligación moral, una duda o un dilema (con el significado de ¿Qué quieres que...?). Sollen y müssen comparten algunos significados, pero también existen diferencias entre ambos: müssen expresa una obligación o necesidad subjetiva, mientras que sollen expresa una necesidad motivada por otra persona, por un principio social o por una norma moral, etc (z.B: en alemán, los Diez Mandamientos bíblicos se expresan mediante el verbo modal sollen, no müssen). Además, la obligación expresada por sollen es una obligación menos fuerte que la expresada por müssen, por lo que sollen deja cierto margen de decisión al oyente o al lector, que puede cumplir la orden o no cumplirla, mientras que si se emplea müssen, se le indica al oyente o al lector que no tiene elección, que debe cumplir la orden o la obligación necesariamente (en este sentido, el verbo que expresa lo contrario de müssen, es decir, la falta de obligación o de necesidad, es nicht brauchen zu). Mientras que müssen se suele traducir al castellano por deber, sollen podría traducirse por debería. Por lo tanto, el verbo sollen puede considerarse como un imperativo indirecto, y es uno de los dos verbos modales, junto con mögen, que se utilizan en el estilo indirecto o Indirekte Rede para expresar una orden o un mandato que en el estilo directo o Direkte Rede estaría expresado mediante un imperativo (sollen expresa una orden o una necesidad más fuerte, mientras que mögen expresa una obligación más débil o una petición cortés). Por último, el verbo sollen también se puede utilizar para expresar una afirmación o un rumor (dicen que, se rumorea que, etc) y también puede expresar un matiz condicional,. A continuación, analizamos los ejemplos que hemos encontrado en el texto del uso del verbo sollen.
z.B: Sollte nun Hitler doch...?“ → En este caso, el verbo sollen, utilizado en su forma de condicional o de Konjunktiv II (sollte) tiene un significado condicional, y convierte a la oración que introduce en una oración condicional. Sin embargo, no podemos estar completamente seguros del significado que tiene el verbo sollen, ya que la oración se ha dejado incompleta a propósito para crear ambigüedad y dar lugar a que cada lector la interprete de manera diferente. Hay que destacar que la oración está entre comillas, en estilo directo o Direkte Rede, ya que reproduce literalmente la exclamación con la que frecuentemente acababan las palabras de los adversarios de Hitler. Una traducción adecuada para este ejemplo podría ser ¿Y si Hitler...?
Sollte etwa die Hierarchie...das Prinzip des Staatenvereins sein? → En este caso el verbo modal sollen utilizado en su forma del Konjunktiv II (sollte), junto con la partícula modal o Modalpartikel etwa, expresa una duda o un dilema, además de indicar que no se sabe si es necesario que la jerarquía sea el principio de la unión de estados o no. Una posible traducción para este ejemplo sería: ¿Acaso debería ser la jerarquía...el principio de la unión de estados?
..., dass niemand auch nur die geringste Lust je verspüren solltte, Ähnliches aufs neue zu versuchen → En este caso, el verbo sollen, utilizado en su forma del Konkjuntiv II (sollte), expresa el deseo irreal y la necesidad de que se se establezca un ejemplo después de la guerra para que nadie se atreva jamás a intentar cometer crímenes parecidos a los que cometieron los nazis. Una posible traducción para la oración sería ...de forma que nadie vuelva a sentir jamás el más mínimo deseo de intentar hacer algo parecido de nuevo.
Es soll ihnen nicht gelingen, in letzter Minute noch nach diesen Scheuβlichkeiten die Fahne zu wechseln und so zu tun, als ob nichts gewesen wäre! → En este caso, el verbo sollen está utilizado en su forma del presente de indicativo (soll) y expresa también el deseo o la necesidad (que, en este caso, es mucho más fuerte o urgente que en el ejemplo anterior, en el que el verbo sollen estaba en Konjunktiv II) de que los que han participado en el régimen nazi, lo han apoyado o han colaborado con él de alguna manera no consigan cambiar de bando, fingir que ellos son los buenos y hacer como si no hubiera pasado nada para de esta forma conseguir escapar o escabullirse del justo castigo que, según los autores de la Flugblatt, les espera después del final de la guerra a todos los que hayan participado en el régimen nazi, a los que lo hayan apoyado y a los que hayan colaborado con él de alguna forma. Por este motivo, nosotros hemos decidido traducir la oración de la siguiente manera: Que no consigan después de estas atrocidades cambiar de bando en el último momento y hacer como si no hubiera pasado nada.
- El verbo modal wollen (querer) , expresa una voluntad, un deseo o una intención, o también puede expresar una afirmación hecha por otra persona, pero que el hablante pone en duda. Los ejemplos que hemos encontrado en el texto del uso del verbo wollen son los siguientes:
z.B: ...dass, wer nicht hören will, fühlen muss → En este caso, el verbo wollen está usado en presente de indicativo (will) e indica que una persona tiene que estar dispuesta a aprender escuchando a los demás si no quiere aprender por su propia experiencia, experimentando en carne propia el dolor y el sufrimiento. La traducción de la oración entera podría ser ...que, quien no quiere escuchar, tiene que sentir.
Wenn Europa wieder erwachen wollte! → En este caso, el verbo wollen está usado en Konjunktiv II (wollte), ya que se trata de una frase irreal de deseo (Irrealer Wunschsatz), y expresa el deseo de que Europa esté dispuesta a despertar y a darse cuenta de la terrible locura que supone la guerra y la continua enemistad entre las naciones, y de este modo las naciones europeas se reconcilien y vuelvan a los antiguos altares en una mezcla variopinta, unidas por la fe cristiana. La traducción de la oración podría ser ¡Si Europa quisiera despertarse de nuevo...!
- Por último, el verbo modal möchten, que es en realidad el Konjunktiv II del verbo mögen (gustar), expresa un deseo momentáneo (quisiera, me gustaría), y también se puede usar con un valor pragmático como un ruego o una petición cortés para conseguir que la otra persona haga algo. También puede expresar una exhortación cortés (z.B: Sie möchten bitte um 16.00 Uhr wiederkommen). El verbo modal mögen ( gustar), del cual procede möchten, expresa un afecto o aversión estable y duradera, en sentido general, ya sea con o sin verbo principal; puede tener un sentido concesivo o adversativo, de oposición entre dos afirmaciones (z.B: Sie mögen zwar Recht haben, aber Sie überzeugen mich nicht), puede expresar una capacidad o una posibilidad, o también puede indicar una inseguridad o desorientación por parte del hablante, o una susposición del hablante basada en una estimación. El único ejemplo que hemos encontrado en el texto del uso del verbo mögen (o, más concretamente, de su Konjunktiv II möchten) es el siguiente:
z.B: Zu Ihrer Beruhigung möchten wir noch hinzufügen, dass die Adressen der Leser der Weiβen Rose nirgendwo schriftlich niedergelegt sind → En este caso, el verbo möchten, procedente del Konjunktiv II del verbo mögen, indica el deseo que sienten en un momento determinado los autores del texto de tranquilizar a los lectores añadiendo que las direcciones de los lectores de la Rosa Blanca no están apuntadas por escrito en ningún sitio. Una posible traducción sería: Para su tranquilidad queremos añadir también que las direcciones de los lectores de la Rosa Blanca no están apuntadas por escrito en ningún sitio.
Por desgracia, no hemos encontrado en el texto ningún ejemplo del uso del verbo modal dürfen (poder), que expresa un permiso, un consejo o, en negativa, una prohibición, ni tampoco del uso del verbo mögen como tal, en presente de indicativo (no de su Konjunktiv II möchten). Hay que señalar que el uso de los verbos modales es bastante subjetivo, y que la elección de un verbo modal u otro depende muchas veces de las variables contextuales, de la intención del hablante y del matiz que éste le quiera dar al enunciado.
Normalmente, los verbos modales se utilizan acompañados por un infinitivo, que se coloca siempre al final de la oración (el verbo modal, que es el verbo conjugado, se coloca lógicamente en la 2ª posición), y que puede ser también un infinitivo de pasado (formado por el el participio de pasado del verbo que estemos conjugando + el infinitivo de haben o sein) o un infinitivo de pasiva (formado por el participio de pasado o Partizip II del verbo que estemos conjugando + el infinitivo de werden, o bien, si es un infinitivo de pasado de la pasiva, formado por el participio de pasado o Partizip II del verbo que estemos conjugando + worden + el infinitivo del auxiliar sein). El infinitivo que sigue a los verbos modales nunca puede estar precedido por la partíula zu. Si los verbos modales se utilizan como verbos principales, sin un infinitivo que los acompañe, para formar los tiempos compuestos de los verbos modales se utiliza la forma de su participio de pasado o Partizip II normal y corriente (gekonnt, gedurft, gemusst, gesollt, gewollt y gemocht, respectivamente), pero si los verbos modales se utilizan junto con otro infinitivo, al formar sus tiempos compuestos no se emplea la forma del participio de pasado o Partizip II del verbo modal, sino la forma de su infinitivo, aunque sigue tratándose de un tiempo compuesto, y hay que saber reconocerlo y traducirlo como tal. Esto mismo ocurre también con otros verbos que se podrían considerar como semimodales, y que a menudo se utilizan también acompañados de un infinitivo (como hören, sehen, lassen, helfen, brauchen, etc). Todos los verbos modales y semimodales forman sus tiempos compuestos con el verbo auxiliar haben, y no con el auxiliar sein.
Sin embargo, puesto que se trata de verbos cuyo uso es muy frecuente, lo más normal es que se tienda a utilizar los tiempos simples de los verbos modales en lugar de sus tiempos compuestos, por un principio de economía lingüística. Por lo tanto, es mucho más corriente utilizar el Präteritum de los verbos modales en lugar de su Perfekt, y en el caso de los verbos modales tampoco se suele utilizar la Ersatzform II (es decir, la perífrasis würde + infinitivo, equivalente a un condicional o Konjunktiv II), y en su lugar hay que utilizar la forma del Konjunktiv II propiamente dicho del verbo modal. A pesar de esto, hemos encontrado algunos ejemplos en las novelas Tintenherz y Tintenblut, de Cornelia Funke, de uso de un verbo modal con la perífrasis würde + infinitivo.
z.B: Er würde sie schon holen müssen→ Er müsste sie schon holen.
Würde Mo es können? → Könnte Mo es?
Dann würde sie es eben doch erzählen müssen → Dann müsste sie es doch eben erzählen.
También hemos encontrado en en estas mismas novelas algunos ejemplos de uso de la perífrasis würde + infinitivo con otro verbo de frecuencia, como es el verbo sein.
z.B: Und sie erzählte ihrem Sohn tagaus, tagein, dass er einmal der Allerstärskste sein würde→ Und sie erzählte ihrem Sohn tagaus, tagein, dass er einmal der Allerstärkste wäre.
Gleich würde sie ganz allein sein → Gleich wäre sie ganz allein.

Y, por último, hemos encontrado ejemplos del uso de la perífrasis würde + infinitivo con el propio verbo werden como verbo principal o Vollverb.
z.B:
...weil daraus fast ein weiteres Buch werden würde.
Und wenn er es schon nicht gleich haben konnte, dann wenigstens die Hoffnung darauf, dass es irgendwann doch noch wahr werden würde.
Alles war gut, und, was nicht gut war, würde gut werden.


Construcciones participiales: Partizip I y Partizip II

Etiquetas:

Reacciones: 

Hemos encontrado en el texto numerosos ejemplos de construcciones participiales, tanto con el participio de presente (Partizip I) como con el participio de pasado (Partizip II):

- En cuanto al participio de presente o Partizip I se forma añadiendo una –d al infinitivo del verbo correspondiente (excepto los participios irregulares seiend y tuend), y se refiere a una acción que está ocurriendo en el mismo momento en el que hablamos o escribimos. Suele tener un significado activo. Normalmente, el participio de presente se utiliza como adjetivo atributivo declinado o como adverbio de modo sin declinar, y puede formar construcciones de participio absolutas. Algunos participios de presente pueden formar una oración copulativa con el verbo sein, especialmente aquellos que se refieren a un efecto psíquico (z.B: se puede decir, por ejmplo, Der Film war äuβerst spannend o Die Reise war ziemlich anstrengend, pero no *Sie ist schreibend o *Der Zug ist ankommend). También puede ser una preposición, o puede ser un adjetivo sustantivado, en cuyo caso se escribe con mayúscula como todos los sustantivos, pero se declina siguiendo las reglas de la declinación del adjetivo (z.B: Ein Reisender = un viajero)
Otra estructura muy interesante, que merece la pena comentar aquí, es la estructura zu + Partizip I , que expresa la posibilidad o imposibilidad de realizar una acción y que, en ocasiones, también puede sustituir a la voz pasiva con werden o a las estructuras haben zu + infinitivo o sein zu + infinitivo. Z.B: Eine nicht zu lösende Aufgabe, eine anzuerkennende Bemühung.
En este texto encontramos principalmente el participio de presente o Partizip I en su función de adjetivo atributivo declinado según las reglas correspondientes de la declinación del adjetivo. En algunos de los ejemplos, el participio de presente o Partizip I aparece precedido por sus complementos o modificadores correspondientes. Aquí tenemos algunos de los ejemplos del texto del uso del Partizip I como adjetivo atributivo declinado.

z.B: Sein Mund ist der stinkende Rachen der Hölle → En este caso, el adjetivo participial stinkende, procedente del participio de presente o Partizip I del verbo stinken (oler mal, apestar) es un adjetivo en función atributiva que funciona como complemento del sustantivo (der) Rachen y está declinado siguiendo las reglas de la declinación débil o declinación con artículo determinado del adjetivo (en este caso, se añade al adjetivo la desinencia –e, puesto que el sustantivo al que complementa es un sustantivo masculino singular en nominativo y va precedido por el artículo determinado nominativo masculino singular der). La traducción del sintagma podría ser las apestosas mandíbulas / las apestosas fauces del infierno.

...und so, nachdem er den ersten Schritt freiwillig getan, zum zweiten und dritten und immer mehr getrieben wird mit rasend steigender Geschwindigkeit→ En esta oración, tenemos dos participios de presente seguidos: el primero es rasend, participio de presente o Partizip I del verbo rasen = darse mucha prisa, ir a toda marcha (por lo tanto, el adjetivo participial rasend significa rápido o vertiginoso). En este caso, el participio de presente o Partizip I rasend no está declinado según las reglas de la declinación del adjetivo porque no funciona como un adjetivo atributivo, sino como un adjetivo en su función adverbial o como un adverbio de modo que complementa al adjetivo participial steigender. Este adjetivo participial, derivado del Partizip I del verbo steigen (aumentar, subir) sí funciona como un adjetivo atributivo que complementa al sustantivo (die) Geschwindigkeit, por lo que sí está declinado.El adjetivo participial steigender está declinado siguiendo las reglas de la declinación sin artículo o declinación fuerte del adjetivo, y añade la desinencia –er, de dativo femenino singular, ya que el sustantivo al que se refiere es un sustantivo femenino singular (Geschwindigkeit) y el caso dativo viene regido por la preposición mit, que introduce todo el sintagma. Una posible traduccion del sintagma entero podría ser con una velocidad que aumenta vertiginosamente / de manera vertiginosa.

...und ein groβes Friedensfest auf den rauchenden Walstätten mit heiβen Tränen gefeiert wird → En esta oración encontramos el adjetivo participial rauchenden, derivado del participio de presente o Partizip I del verbo rauchen (humear, echar humo, fumar). El adjetivo participial rauchenden funciona como un adjetivo atributivo que complementa al sustantivo (die) Walstätten. El adjetivo participial está declinado siguiendo las reglas de la declinación débil o declinación con artículo determinado del adjetivo, y añade la desinencia –en de dativo plural porque complementa a un sustantivo plural, más concretamente a un sustantivo femenino plural (die Walstättedie Walstätten) y que está en caso dativo (regido por la preposición de doble rección auf, que en este caso introduce un complemento circunstancial de lugar ya que indica una ubicación estática, sin movimiento). Además, el determinante que precede al adjetivo es el artículo determinado dativo plural den, por lo que el modelo de declinación que se debe seguir es el de la declinación débil o declinación con el artículo determinado del adjetivo. En este caso, el adjetivo participial rauchenden no está precedido por ningún complemento del adjetivo. Una posible traducción para todo el sintagma nominal entero sería sobre los campos de batalla humeantes.

...und die Christenheit mit neuer Herrlichkeit sichtbar auf Erden in ihr friedenstiftendes Amt installieren→ friedenstiftendes es un adjetivo compuesto formado a partir del sustantivo (der) Frieden = paz y del Partizip I del verbo stiften (fundar, crear, suscitar, patrocinar, reestablecer la paz, etc). Este adjetivo participial funciona como adjetivo atributivo que complementa al sustantivo (das) Amt. En este caso, el adjetivo participial está declinado siguiendo las reglas de la declinación mixta o declinación con el artículo indeterminado del adjetivo, y añade la terminación –es ya que el sustantivo al que complementa es un sustantivo neutro singular en caso acusativo (regido por la preposición in que acompaña al verbo installieren) y está precedido por el determinante posesivo acusativo neutro singular ihr (su de ella, de ellos o ellas o de usted o ustedes). El adjetivo participial nos indica precisamente cuál debe ser o en qué debe consistir el encargo o la misión de la religión cristiana como nueva fundadora del mundo (debe consistir en restaurar o reestablecer la paz, es decir, debe ser una misión pacificadora).

Aber aus Liebe zu kommenden Generationen muss nach Beendigung des Krieges ein Exempel statuiert werden... → En este caso, el adjetivo participial que hemos encontrado es kommenden, derivado del participio de presente o Partizip I del verbo kommen (venir). En esta oración, dicho adjetivo participial funciona como adjetivo atributivo que complementa al sustantivo (die) Generationen, y está declinado según las reglas de la declinación fuerte o declinación sin artículo del adjetivo, añadiendo la desinencia –en ya que el sustantivo al que complementa es un sustantivo en plural (más concretamente, un sustantivo femenino plural) y está en caso dativo (regido por la preposición zu que precede al sustantivo). Además, no hay ningún tipo de determinante entre la preposición y el adjetivo, por lo que el tipo de declinación que hay que emplear en este caso es la declinación fuerte del adjetivo. El adjetivo participial nos ayuda a aclarar a qué generaciones en concreto nos estamos refiriendo (nos referimos a las generaciones venideras, es decir, a las generaciones que van a venir en el futuro).

- En cuanto al participio de pasado o Partizip II, se forma añadiendo a la raíz del verbo el prefijo ge- y la terminación –t en el caso de los verbos regulares, y añadiendo el prefijo ge- y la terminación –en a la raíz del participio de los verbos irregulares, que es una raíz irregular, que varía respecto a la raíz del infinitivo y respecto a la raíz del pasado o Präteritum de los verbos irregulares (por eso, hay que aprenderse de memoria la lista de los verbos irregulares con su infinitivo, su tercera persona del singular del presente si es irregular, su pasado o Präteritum y su participio de pasado o Partizip II). Hay que tener en cuenta también otras reglas: en el caso de los verbos con prefijos separables (tanto regulares como irregulares), la partícula o el prefijo ge- se coloca entre el prefijo separable y la parte del verbo que se conjuga; los verbos con prefijos inseparables (tanto regulares como irregulares) forman su participio de pasado sin el prefijo ge-; por último, los verbos acabados en –ieren son siempre regulares, pero forman su participio de pasado añadiendo simplemente la terminación –t a la raíz, sin el prefijo ge-. A diferencia del participio de presente, el participio de pasado se refiere a una acción ya concluida o acabada, y suele tener un carácter pasivo.
El participio de pasado se suele utilizar junto con los auxiliares haben o sein para formar los tiempos compuestos de los verbos (como el Perfekt, el Plusquamperfekt, el Futuro II, etc) y junto con el auxiliar werden para construir las distintas formas de la pasiva. Junto con el verbo copulativo sein también puede formar la llamada pasiva de estado o Zustandspassiv (z.B: Seine Macht ist im Grunde verworfen), de la cual hablaremos más en otro apartado y que sirve para expresar un estado que es resultado de una acción que se expresa mediante una oración pasiva con werden o Handlungspassiv. Al igual que el participio de presente, el participio de pasado también puede tener otras funciones: puede ser un adjetivo atributivo declinado (z.B: ein gekochtes Ei = Un huevo pasado por agua) , puede ser también un adjetivo sustantivado que funciona como sustantivo, pero se declina como adjetivo (z.B: der Verletzte= el herido), puede ser también preposición, puede ser adverbio de modo o funcionar como complemento modal, en cuyo caso no se declina, y también podemos encontrarlo formando construcciones de participio absolutas (z.B: In Berlin angekommen, suchten wir zunächst eine Unterkunft). Por último, también puede tener un significado de imperativo, aunque sólo se puede emplear en exhortaciones dirigidas a un determinado grupo de personas y que hay que cumplir enseguida (z.B: Jetzt aber aufgepasst!, Nun aber stillgestanden!).
En el texto, hemo encontrado ejemplos del uso del participio de pasado o Partizip II principalmente como adjetivo atributivo declinado y como adverbio de modo o complemento modal sin declinar que introduce una cláusula participial absoluta. Éstos son los ejemplos que hemos encontrado:

 Como adjetivo atributivo: en este caso, el adjetivo participial complementa a un sustantivo al cual precede, por lo que tiene que declinarse siguiendo las reglas de la declinación del adjetivo y aplicando el modelo de la declinación correspondiente (fuerte, mixta o débil) según el tipo de determinante que acompañe al sustantivo al que el adjetivo complementa (artículo determinado, artículo indeterminado o sin artículo). Cuando el Partizip I o el Partizip II funcionan como adjetivos atributivos, es frecuente que vayan acompañados por sus complementos correspondientes, que se colocan entre el determinante y el adjetivo participial (y lo mismo ocurre con los complementos que pueda llevar cualquier otro adjetivo normal y corriente, aunque no sea un adjetivo participial derivado del Partizip I o del Partizip II de ningún verbo).

z.B: In den vergangenen Wochen hatte Hitler sowohl in Afrika als auch in Russland Erfolge zu verzeichnen → En este caso, el adjetivo participial vergangenen, derivado del participio de pasado o Partizip II del verbo vergehen (pasar, transcurrir el tiempo) funciona como adjetivo atributivo que complementa al sustantivo (die) Wochen. El adjetivo participial está declinado siguiendo la declinación débil o declinación con artículo determinado del adjetivo, y en este caso añade la desinencia –en porque el sustantivo al que complementa es un sustantivo plural (o, más concretamente, un sustantivo femenino plural) y está en caso dativo (regido en este caso por la preposición in, que introduce el sintagma y que, en este caso, tiene un significado temporal). Además, el adjetivo está precedido por el artículo determinado dativo plural den. En este caso, el adjetivo participial nos indica a qué semanas nos estamos refiriendo (nos referimos a las semanas pasadas, a las que ya han transcurrido).

Rommel muss in einer gefährlich exponierten Lage verharren → El adjetivo participial exponierten, derivado del participio de pasado o Partizip II del verbo exponieren (exponer), funciona como adjetivo atributivo que complementa al sustantivo (die) Lage. En este caso, el adjetivo participial está declinado según las reglas de la declinación mixta o declinación con artículo indeterminado del adjetivo, y añade la desinencia –en de dativo femenino singular, ya que el sustantivo al que complementa es un sustantivo femenino singular en caso dativo (regido de nuevo por la preposición in, que introduce el sintagma y que, en este caso, sirve para formar un complemento circustancial de lugar, expresando una ubicación o posición estática, sin movimiento), y el determinante que precede al adjetivo participial es el artículo indeterminado dativo femenino singular einer. Hay que destacar, además, que el adjetivo participial exponierten está precedido por el adjetivo gefährlich (peligroso/a) sin declinar, ya que este adjetivo funciona como un adverbio de modo que complementa al adjetivo participial exponierten. Una posible traducción de este sintagma al castellano, por lo tanto, sería, en una posición peligrosamente expuesta o en una posición expuesta y muy peligrosa.

...da er seine ihm von Gott auf Freiheit gegründete Stellung im ordo eigenmächtig verlässt → En este caso, el adjetivo participial gegründete, derivado del participio de pasado o Partizip II del verbo gründen (basar algo en algo, fundar) es un adjetivo atributivo que complementa al sustantivo (die) Stellung. El adjetivo participial gegründete está declinado siguiendo las reglas de la declinación mixta del adjetivo, y añade la desinencia –e de acusativo femenino singular, ya que el sustantivo al que complementa es un sustantivo femenino singular y está en caso acusativo (pues el verbo verlassen es un verbo transitivo, y el sintagma nominal seine ihm von Gott auf Freiheit gegründete Stellung im ordo es su complemento directo), y el determinante que precede al adjetivo es el determinante posesivo acusativo femenino singular seine (su de él). En este ejemplo podemos observar muy bien el carácter pasivo del participio de pasado o Partizip II, ya que el verbo gründen es un verbo transitivo, y la construcción participial con este participio de pasado o Partizip II está formada claramente a partir de una oración pasiva, como muestra el hecho de que en la construcción de participio haya un complemento agente introducido por la preposición de rección fija von + dativo (von Gott), al igual que en las oraciones pasivas con werden. Resulta un poco difícil comprender y traducir este sintagma, especialmente por la gran cantidad de complementos que preceden al adjetivo participial gegründete. En general, el adjetivo participial gegründete hereda o mantiene en la construcción participial los mismos complementos que tendría el verbo base gründen en la oración pasiva correspondiente, que son los siguientes: el complemento indirecto o dativo, que indica el destinatario de la acción (ihm), el complemento agente introducido por la preposición de rección fija von + dativo, propio de las oraciones pasivas con werden (von Gott) y el complemento preposicional o complemento de régimen introducido por la preposición de doble rección auf + acusativo que rige el verbo gründen y que indica en qué se basa o sobre qué se funda algo (auf Freiheit). Además de por este sintagma adjetival cuyo núcleo es el adjetivo participial gegründete, el sustantivo (die) Stellung también lleva un complemento locativo introducido por la preposición de doble rección in + dativo (im ordo).
No entendemos muy bien por qué la palabra ordo aparece escrita con letra inicial minúscula a pesar de ser un sustantivo, y más aún un sustantivo con connotaciones religiosas (pues dicha palabra se refiere al orden, es decir, al conjunto de todo el mundo o el universo, a toda la creación en general). Pensamos que, por ser un sustantivo, la palabra Ordo debería escribirse con mayúscula, como se escriben todos los sustantivos en alemán. Una posible traducción para todo este sintagnma tan difícil de entender y de traducir podría ser su posición en el mundo fundada para él por Dios en libertad.

…suchen wir eine Erneuerung des schwerverwundeten deutschen Geistes von innen her zu erreichen → schwerverwundeten es un adjetivo participial compuesto formado por el adjetivo schwer (pesado, grave, severo, duro, difícil) y el adjetivo participial verwundeten, derivado del participio de pasado o Partizip II del verbo verwunden (que significa herir, tanto en sentido físico real como en sentido metafórico o figurado). En este caso, el adjetivo participial schwerverwundeten funciona como un adjetivo atributivo que complementa al sustantivo (der) Geist. El adjetivo participial está declinado siguiendo las reglas de la declinación débil o declinación con el artículo determinado del adjetivo, y añade la desinencia –en de genitivo masculino singular, ya que el sustantivo al que complementa es un sustantivo masculino singular en caso genitivo (ya que el sintagma nominal des schwerverwundeten deutschen Geistes funciona a su vez como complemento del sustantivo (die) Erneuerung, núcleo del sintagma nominal complemento directo del verbo erreichen). Además, el determinante que precede al adjetivo es el artículo determinado genitivo masculino singular des, por lo que el modelo de declinación que hay que seguir es el de la declinación débil o declinación con el artículo determinado del adjetivo. El adjetivo schwer que precede al adjetivo participial verwundeten y forma con él el adjetivo compuesto schwerverwundeten no está declinado según las reglas de la declinación del adjetivo, ya que no funciona como un adjetivo atributivo que complementa a un sustantivo al cual precede, sino como un adjetivo en su función adverbial o como un adverbio de modo que complementa y modifica al adjetivo participial verwundeten (el adjetivo schwer añade la información de que el espíritu alemán no sólo se encuentra herido, sino gravemente herido). Además de llevar como complemento el sintgma adjetival schwerverwundeten, cuyo núcleo es el adjetivo participial verwundeten, el sustantivo (der) Geist también lleva como complemento el adjetivo deutschen, declinado al igual que el adjetivo participial schwerverwundeten en genitivo masculino singular siguiendo el modelo de la declinación débil o declinación con el artículo determinado del adjetivo. En este sintagma nominal, deutschen funciona como un adjetivo especificativo que nos indica a qué espíritu en concreto nos estamos refiriendo (al espíritu alemán). En cambio, el adjetivo participial schwerverwundeten funciona como un adjetivo explicativo, que nos informa acerca del estado en el que se encuentra el espíritu alemán (está herido de gravedad o gravemente herido). Aunque en este caso los adjetivos schwer y verwundeten se encuentran juntos formando una sola palabra (el adjetivo compuesto schwerverwundeten), suponemos que también se podrían haber escrito como dos palabras separadas para diferenciar mejor entre el adjetivo participial declinado (verwundeten) y el adjetivo en su función adverbial que lo complementa (schwer). Una posible traducción para toda la oración entera sería…buscamos alcanzar una renovación del espíritu alemán gravemente herido desde el interior.

 Como adverbio de modo o complemento modal: en este caso, el adjetivo participial derivado del participio de pasado o Partizip II no se declina, ya que no se utiliza como un adjetivo atributivo sino en su función adverbial. En este uso, el participio de pasado o Partizip II puede introducir una construcción participial absoluta, que puede funcionar como una oración subordinada temporal o modal, como una oración de relativo o como una aposición explicativa o especificativa que complementa a un sustantivo y se une a él sin necesidad de preposición ni de nexo alguno. Al igual que ocurre cuando el Partizip II funciona como adjetivo atributivo, en este tipo de construcciones participiales absolutas el participio también puede estar acompañado por sus propios complementos, que normalmente preceden al participio, como podemos ver en los siguientes ejemplos del texto:

z.B: Er ist wie ein Schiff ohne Ruder, dem Sturme preisgegeben.→ En este caso, el participio preisgegeben, participio de pasado o Partizip II del verbo preisgeben (abandonar algo a algo, dejar algo a merced de algo, entregar, revelar, renunciar, etc) no está declinado. El participio introduce una construcción participial absoluta, que funciona como aposición del sustantivo (das) Schiff, ya que lo complementa y está unida a él simplemente mediante una coma, sin ninguna preposición ni nexo. En la construcción participial absoluta, el participio preisgegeben lleva un complemento indirecto en dativo (dem Sturme), regido por el verbo preisgeben, y que nos indica a quién se le entrega algo o a merced de qué o de quién se deja algo (en este caso, a merced de la tormenta). Cabe señalar que, aunque la forma Sturme nos pueda resultar un poco rara, en realidad se trata del sustantivo (der) Sturm = tormenta, tempestad, al que se le ha añadido una –e que servía antiguamente para señalar que se trataba de un dativo, y aún hoy en día se puede encontrar en algunas ocasiones como resto de este antiguo dativo (por ejemplo, en las expresiones nach Hause o zu Hause, en lugar de decir nach Haus o zu Haus). Una posible traducción para esta oración entera sería: Es como un barco sin timón, a merced de la tempestad o a merced de la tormenta.
... und, von heiliger Musik getroffen und besänftigt, zu ehemaligen Altären in bunter Vermischung treten → En este caso, los participios getroffen (participio de pasado o Partizip II del verbo treffen = alcanzar, encontrar, afectar, tomar medidas, una decisión, hacer preparativos para algo, etc) y besänftigt (participio de pasado o Partizip II del verbo besänftigen = apaciguar, calmar, tranquilizar) no están declinados siguiendo las reglas de la declinación del adjetivo. Los dos participios, unidos mediante la conjunción coordinante copulativa und (y) forman una construcción participial absoluta que podría equivaler a una oración subordinada adverbial de modo (pues nos indica cómo tienen que regresar las naciones a los antiguos altares en una mezcla varipinta o multicolor) o, más bien, pensamos que equivale a una oración subordinada adverbial propia temporal de anterioridad (Vorzeitigkeit), ya que indica una acción que debe ocurrir antes de la acción de la proposición principal (toda la construcción de participio absoluta podría equivaler a una oración temporal del tipo Als /Sobald / Nachdem die Nationen von heiliger Musik getroffen und besänftigt worden sind,...). En este caso, también está claro que la construcción de participio absoluta procede de una oración pasiva con werden, ya que los participios de pasado getroffen y besänftigt están precedidos por un complemento agente introducido por la preposición de rección fija von + dativo, al igual que los complementos agentes de las oraciones pasivas con werden (von heiliger Musik). Es importante señalar que el complemento agente von heiliger Musik complementa a los dos participios de pasado a los que precede (tanto a getroffen como a besänftigt), y no sólo a uno de ellos, ya que de otra manera la construcción no tendría sentido. Una posible traducción para esta oración entera sería ...y, alcanzadas y calmadas o apaciguadas por la música santa, vuelvan a pisar los antiguos altares en una mezcla variopinta o multicolor.

- Por último, cabe señalar que, en alemán, es posible transformar una oración de relativo en una construcción participial, y viceversa. Normalmente, se suele preferir transformar las oraciones de relativo en construcciones participiales, ya que de esta manera se puede expresar en un solo sintagma lo que de otra manera haría falta expresar mediante una proposición subordinada de relativo, y se puede expresar lo mismo con menos palabras y con una estructura gramatical más sencilla (principio de economía lingüística). Sin embargo, a veces pueden resultar construcciones participiales excesivamente largas y enrevesadas y difíciles de entender, como algunas de las que hemos visto anteriormente.
A continuación, vemos cómo una oración de relativo se puede transformar en una construcción participial (en este caso, en una construcción de participio de presente o Partizip I) utilizando un ejemplo del texto:
z.B: Wie eine Wolke, die sich auflöst → Wie eine sich auflösende Wolke.

También queremos comentar que, al formar el participio de presente o Partizip I de los verbos reflexivos, el pronombre reflexivo sich se mantiene y forma parte del participio (z.B: sich nähern = acercarse → Die sich nähernden Autos ; sich auflösen = disolverse, deshacerse → eine sich auflösende Wolke). En cambio, para formar el participio de pasado o Partizip II de los verbos reflexivos, el pronombre reflexivo se omite (z.B: sich aufregen = emocionarse, alterarse, enfadarse, ponerse nervioso, ponerse furioso → Eine aufgeregte Frau).